Enero de 2016 - Nº 63  
 
 
 
 
 
 
     
 

Pequeños y mediados productores pecuarios podrán solicitar créditos subsidiados con una tasa nominal del 17% anual. Así lo dispuso el Banco Central (BCRA) por medio de la comunicaciones “A 6100” y “A 6120”, las cuales actualizan las condiciones vigentes para la línea de “financiamiento para la producción y la inclusión financiera” correspondiente al primer semestre de 2017.

Los créditos comprenden “capital de trabajo que se destine a la actividad ganadera –para la adquisición y/o producción de ganado bovino, ovino, porcino, aves de corral, apicultura, etcétera– tambera (lechería) u otras actividades productivas desarrolladas en economías regionales”. El plazo mínimo exigido por el BCRA es de 12 meses (que puede ser mayor si el banco privado que gestiona la línea subsidiada así lo determina).

Además, los productores agropecuarios que se encuentren en emergencia agropecuaria podrán solicitar créditos con una tasa nominal del 17% anual y un plazo de 36 a 48 meses con un período de gracia no inferior a 12 meses.

La normativa vigente determina que, en el rubro agropecuario, las Pymes son aquellas que tienen una facturación anual de hasta 160 millones de pesos. Para calcular dicho monto, se considera el resultante de los tres últimos ejercicios comerciales o fiscales (sin considerar IVA e impuestos internos).

En el primer semestre de 2017 las entidades bancarias privadas deben destinar a la línea de “financiamiento para la producción” un mínimo equivalente al 18% de los depósitos del sector privado no financiero en pesos (calculado en función del promedio mensual de saldos diarios de noviembre de 2016).

Por otra parte, las autoridades del BCRA habilitaron la posibilidad de que los empresarios ganaderos tomen financiación en dólares (hasta ahora sólo los productores agrícolas contaban con ese beneficio).

La Comunicación A 6162 del BCRA dispone que las entidades bancarias podrán ofrecer créditos en moneda extranjera para inversión y capital de trabajo destinados a empresarios dedicados a ganadería bovina. Entre las garantías previstas para tales créditos se incluyen las prendas fijas sobre vehículos automotores y máquinas agrícolas, viales e industriales (en la medida que sean registrados en el pertinente registro nacional de la propiedad del automotor y cuenten con un mercado que permita obtener un valor de referencia) o bien prendas fijas sobre ganado bovino.

También se considerarán garantías otorgadas por sociedades de garantía recíproca o por fondos de garantía de carácter público inscriptos en el BCRA, así como créditos por arrendamientos financieros (leasing) sobre inmuebles, vehículos automotores, máquinas agrícolas, viales e industriales.