Diciembre de 2017 - Nº74  
 
 
 
 
 
 
     
 

Un 60% de los criadores CREA planean incrementar la retención de vientres, según datos relevados en la última encuesta SEA realizada en noviembre pasado a partir de una muestra representativa de empresarios CREA de todas las regiones productivas. Se trata de una proporción equivalente a la manifestada en noviembre de 2006.

La gran mayoría de los que aseguraron que aumentarían el nivel de retención (76%) señalaron que lo harían porque tienen expectativas favorables sobre el negocio ganadero.

Hasta el momento las previsiones de los criadores se vienen cumpliendo. El precio promedio de los terneros comercializados en el remate del Rosgan en diciembre de 2017 fue de 41,85 $/kg (+14,5% que un año atrás en términos nominales), mientras que el valor medido de las terneras se ubicó en 41,88 $/kg (+19,6%). En términos relativos, medidos en “moneda maíz”, el valor de los terneros y terneras creció 18,1% y 23,4% respectivamente (considerando el precio promedio mensual de diciembre de cada año del maíz disponible Rosario).

El 6% de los criadores encuestados dijo que en el ciclo 2017/18 incrementaría la retención de vientres en más de un 31% con respecto al ejercicio anterior, mientras que otro 6% y 17% aseguró que lo haría en rangos de 21-30% y 11-20% respectivamente.

En términos regionales, las mayores intenciones de retención de vientres respecto de la campaña pasada se registran en las zonas Norte de Córdoba (+16%), Sur de Santa Fe (+13%), Norte de Buenos Aires y NOA (+10%), mientras que los menores valores corresponden a Norte de Santa Fe, Oeste y Sudoeste (ver gráfico 1). El hecho de que dos de las cuatro zonas con mayor interés en aumentar el stock de vientres sean de base agrícola puede estar indicando una propensión a incrementar las inversiones pecuarias ante la incertidumbre presente en el negocio de la producción de granos.

Gráfico 1. Porcentaje de intención de variación de la retención en cría promedio de la red CREA y promedio de las diferentes regiones CREA

Más del 96% de los criadores encuestados en las zonas Norte de Buenos Aires, Sur de Santa Fe, Litoral Sur, Mar y Sierras, Semiárida y Sudoeste dijeron que las vacas contaban con buena condición corporal al servicio correspondiente a la campaña 2017/18. En la vereda opuesta, apenas un 56% de los criadores de Litoral Norte dijeron en noviembre pasado que tenían vacas con buena condición corporal, mientras que ese indicador fue de 62% para Sudeste, 67% para Chaco Santiagueño, 79% para Oeste y 83% para Norte de Santa Fe.