Marzo de 2017 - Nº 65  
 
 
 
 
 
 
     
 

“Encontrar medias reses de 50 kilogramos es un ternericidio. Vamos a poner todo nuestro esfuerzo para terminar con esa práctica”. Así lo indicó el subsecretario de Control Comercial Agropecuario, Marcelo Rossi, durante una reunión realizada esta semana por la Comisión de Ganadería del Movimiento CREA en la sede porteña de Aacrea.

“En las últimas treinta inspecciones hemos encontrado animales faenados con menos de 300 kilos de peso (en pie), que es el límite establecido por la legislación vigente. Cuando, además de eso, descubrimos que se adulteró la planilla del romaneo, registrando, por ejemplo, que la media res se anotó con 82 kilos en lugar de los 50 reales, decomisamos la mercadería y clausuramos la planta”, explicó Rossi.

En los últimos meses el equipo de técnicos liderado por Rossi viene trabajando con el objetivo de reducir la informalidad presente en la cadena agroindustrial en general y cárnica en particular. “Con el nuevo registro aparecieron 400 matarifes que estaban ocultos”, explicó el subsecretario en referencia el nuevo “Registro Fiscal de Operadores de la Cadena de Producción y Comercialización de Haciendas y Carnes Bovinas y Bubalinas” que funciona en el ámbito de la Afip.

“Logramos unificar la alícuota de Ingreso Brutos para frigoríficos en 0,5% para Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. Hasta el año pasado, Buenos Aires tenía una alícuota para el sector del 1,75%”, recordó.

Rossi además aseguró que a partir de este año se iniciará un programa para implementar, de manera obligatoria, “cajas negras” con cámaras en el 100% de las plantas frigoríficas bovinas, porcinas y avícolas presentes en el país. El sistema, además de generar un registro audiovisual del proceso de faena, enviará datos en tiempo real de los rindes cárnicos, los cuales permitirán transparentar la gestión comercial y generar estadísticas confiables sobre la limpieza (dressing) aplicada por cada frigorífico.

Rossi también explicó que, a partir de lo dispuesto por resolución 21-E/17 del Ministerio de Agroindustria, los propietarios de los frigoríficos que presten servicios de faena son ahora solidariamente responsables de las eventuales irregularidades cometidas por sus clientes (matarife abastecedor o consignatario directo).

“Todo lo que se puso en marcha este año fue consensuado durante meses por la mayor parte de los representantes de las instituciones integrantes de la cadena cárnica. Entendemos que para todos los actores del sector cárnico es mejor negocio si el mercado se regulariza”, concluyó el subsecretario.