Diciembre de 2014 - Nº 38  
 
 
 
 
 
 
     
 

La producción local de semillas forrajeras será en muchos casos inferior a la prevista. Y las importaciones también disminuirán. Pero en general la oferta prevista para el año 2015 será suficiente debido al remanente existente de la campaña anterior.

En 2014 ingresó al mercado local mucho mercadería fuera de época por las trabas crecientes a las importaciones. Además, los excesos hídricos registrados en el primer semestre del año provocaron una caída importante de la demanda de semillas forrajeras en muchas regiones productivas.

“Si bien la mayor parte de las empresas venimos ajustando volúmenes para evitar quedarnos con stocks, las inundaciones de la primera parte del año harán que el mercado esté en general abastecido”, comenta Martín Zingoni de Forratec.

Las empresas tienen que salir a liquidar parte de su stock, en muchos casos financiando al productor, para poder mantener a su clientela en un contexto ganadero/lechero complicado (el cual, a diferencia de otros años, no puede ser subsidiado por la agricultura).

“Con la caída de la producción local y las dificultades para importar, lo que salva la campaña es el remanente existente del ciclo anterior”, apunta Juan Lus de Gapp.

Muchos lotes de festuca, cebadilla y raigrás anual sembrados en el norte de Buenos Aires y Entre Ríos registraron rindes 20% a 50% inferiores a los esperados debido a las altas temperaturas ocurridas en octubre y noviembre. En la zona sudeste bonaerense, si bien el calor extremo también podría recortar el potencial de muchos cultivos, se prevén en general rindes aceptables de tréboles y gramíneas forrajeras.

“Se presenta un fuerte cambio en el mercado por la cantidad de rechazos registrados al solicitar autorizaciones de importación de semillas. Lo contrario ocurre con la exportación de semillas producidas en la Argentina”, señala Joaquín González Bonorino de Gentos.

El hecho de que la oferta prevista de semillas forrajeras en 2015 sea adecuada por dos hechos fortuitos (uno climático y otro burocrático) no implica que no pueda haber faltantes de ciertos cultivares específicos.

“A los productores les recomiendo que hagan análisis de la semilla que planean sembrar porque existe mucha dispersión de calidades en el mercado”, indica Ezequiel Elustondo de Biscayart.

En el sector semillero no esperan una recuperación significativa de la demanda de variedades forrajeras debido a la falta de liquidez presente en el sector productivo. Sin embargo, algunos empresarios ganaderos están comenzando a planificar con una visión de “faros largos”.

“Observamos en algunos casos la intención de cambiar área agrícola marginal, por calidad de suelos o clima errático, a pasturas y modelos ganaderos más intensivos, apuntando a una recuperación en los valores ganaderos en un nuevo escenario político”, Enrique Bayá Casal de la firma homónima.

Alfalfa. Existen importantes remanentes de variedades importadas de alta performance. Pero el stock de los cultivares públicos no es elevado. La importación de semillas sigue descendiendo. En las últimas semanas algunas empresas lograron ingresar cultivares australianos y estadounidenses privados de grupos de madurez 8 y 9 en un rango de valores de 7,7 a 9,4 u$s/kg (similares a los registrados un año atrás) (ver gráfico 1). La cosecha local estará disponible recién entre fines de febrero y comienzos de marzo.

Raigrás anual. Existe un importante stock remanente de la campaña anterior. Pero la cosecha local resultó afectada en muchas zonas por excesos hídricos, tormentas y altas temperaturas. Las exportaciones de raigrás argentino siguen incrementándose: en 2014 se declararon ventas externas por 4674 toneladas a Europa, China, Australia, EE.UU., Perú, Chile, Uruguay y Brasil versus 4176 toneladas en 2013 (ver gráfico 2). Podría haber faltantes de ciertas variedades específicas.

Festuca. La cosecha nacional, a pesar de recortes productivos generados por factores climáticos, es considerada aceptable. Existe una buena provisión de materiales importados provenientes fundamentalmente de Uruguay, EE.UU. y Nueva Zelanda. En 2014 se declararon importaciones por 911 toneladas versus 638 toneladas en 2013 (ver gráfico 3).

Pasto ovillo. La disponibilidad de oferta de este especie bajó mucho en línea con una caída de la demanda interna. A comienzos de 2013 el gobierno incrementó los aranceles de importación de esa especie a un 35%. Eso incrementó los precios de los materiales importados al tiempo que redujo los ingresos de los mismos. En 2013 y 2014 se registraron importaciones por apenas 183 y 47 toneladas respectivamente. En octubre pasado el gobierno eliminó el arancel del 35%. Pero desde entonces no se registraron ingresos de semillas importadas de pasto ovillo.

Agropiro. Existe stock remanente de la campaña anterior (pero con calidades muy dispares). La suerte de la cosecha nacional se define en marzo próximo. En el último bimestre de 2014 se registraron exportaciones de semillas de esta especie por 96 toneladas en valores de 1,28 a 1,75 u$s/kg.

Cebadilla. Especie que depende exclusivamente de la producción nacional de semillas. Existe remanente. La cosecha local resultó afectada en algunos sitios por excesos hídricos. Se siguen colocando excedentes en los mercados de Uruguay, Canadá, Europa y Australia. En 2014 se declararon ventas externas por más de 374 toneladas versus 380 toneladas en 2013.

Trébol blanco. El stock remanente de esta especie es limitado. Se está exportando de manera creciente en un contexto de precios internacionales elevados. En 2014 se registraron ventas externas –en su mayor parte a China y Uruguay– por más de 700 toneladas versus 550 y 523 toneladas en 2013 y 2012 respectivamente (ver gráfico 4).

Gráfico 1. Importaciones declaradas de alfalfa. Operaciones individuales por volumen y precio FOB (noviembre de 2013 a diciembre de 2014).

Gráfico 2. Exportaciones declaradas de raigrás anual. Operaciones individuales por volumen y precio FOB (enero de 2013 a diciembre de 2014).


Gráfico 3. Importaciones declaradas de festuca.
Operaciones individuales por volumen y precio FOB (enero de 2013 a diciembre de 2014).


Gráfico 4. Exportaciones declaradas de trébol blanco. Operaciones individuales por volumen y precio FOB (enero a diciembre de 2014).