Diciembre de 2013 - Nº26  
 
 
 
 
 
 
 
     
 

Los gobiernos provinciales se encuentran con problemas fiscales y apelan al aumento de los impuestos de fácil recaudación para reducir los déficits presupuestarios.  

Para los productores agropecuarios esa situación representa nuevos compromisos de corto plazo que no tenían previstos, incrementando la carga tributaria sobre sus ingresos.

El sistema tributario argentino ha castigado desmesuradamente al sector con innumerables regímenes retentivos, perceptivos e informativos, formalidades complejas, tanto nacionales como provinciales. que le generan costos de administración adicionales, con el riego de que su incumplimiento –aunque sea por el sólo hecho del vencimiento de los plazos perentorios y muchas veces arbitrarios– generen costosas multas.

La reforma tributaria aprobada el año pasado (Presupuesto 2013) en la provincia de Santa Fe introdujo importantes cambios en el Impuesto Inmobiliario Rural, los cuales afectaron considerablemente al productor santafesino.

Se estableció un incremento del 120% en los valores de las valuaciones fiscales de los inmuebles rurales a partir del año fiscal 2012. De esa manera, por ejemplo, un inmueble de 355 hectáreas cuya valuación fiscal era de $ 633.400, pasó a ser de $ 1.393.480.

La escala de alícuotas se elevo un 100%, lo que supone un aumento del impuesto de un 300% para un campo cuya valuación fiscal supere los $ 836.000 (sin contar el adicional para grandes propietarios). 

A su vez se estableció un tope máximo para el incremento del Impuesto Inmobiliario Rural respecto del impuesto liquidado para el período anterior. De esa manera, el impuesto determinado según los rangos serían los siguientes:


La reforma tributaria propuesta en el reciente proyecto de Presupuesto 2014 de Santa Fe, enviado por el Poder Ejecutivo provincial a la Legislatura, introduciría un nuevo aumento en el Impuesto Inmobiliario Rural para el período 2014.

El proyecto establece un incremento del 25% en el Impuesto Inmobiliario Rural calculado sobre el impuesto determinado para el período fiscal 2013.

Siguiendo con nuestro ejemplo, en el cual un productor propietario de un inmueble rural de 355 hectáreas ubicadas al sur de Santa Fe, debió pagar por el período 2013 $ 53.956 de impuesto inmobiliario; teniendo en cuenta el aumento que tendría lugar en el año 2014 –según lo determinado por el proyecto– debería pagar por dicho período $ 67.445 (53.956 x 1,25).

Se establecería también un impuesto inmobiliario adicional para la partida o partidas de un mismo titular, ya sean personas físicas o jurídicas, cuando como resultado de la relación entre la superficie de cada partida y la superficie del distrito a la cual pertenece, el índice determinado o la suma de ellos, en caso de corresponder más de una partida, sea igual o superior a 5. La forma de determinar este impuesto se establecería en la Ley Impositiva Anual 2014 (la cual aún no ha sido aprobada).

Pero en el proyecto de Ley de Presupuesto 2014 sí se indicó la forma de determinar el inmobiliario adicional para Grandes Propietarios Rurales, el cual sería del 80% del impuesto determinado para el período fiscal que se liquida, cuando el índice de relación sea igual o superior a 4 e inferior a 10. Si el índice es igual o superior a 10 e inferior a 15, el adicional sería del 100%; y sería del 120% si resulta ser superior a 15.

Si suponemos que el contribuyente de nuestro ejemplo estuviera incluido dentro de los Grandes Propietarios Rurales y tuviera un índice de relación entre 4 y 10, pagaría un adicional de $ 53.956 (67.445,75 x 0.80), es decir que el impuesto total para el año 2014 sería de $ 121.402.

Si su índice fuera entre 10 y 15, el adicional sería igual al impuesto determinado, con un impuesto total de $ 134.891. Pero si es mayor a 15 sería de $ 80.934, siendo el impuesto total anual de $ 148.380,65.

El productor del ejemplo en el año 2011 abonó un impuesto inmobiliario rural de $ 23.484. Con la reforma tributaria del año 2012 registró un aumento en la última cuota, abonando por todo el período $ 41.893. Para el año 2013 además se vio afectado por el inmobiliario adicional y tendrá que pagar por todo el período $ 97.121 (53.956 de impuesto 43.165 de adicional). Si se aplica el aumento considerado en el proyecto de Ley para el año 2014, entonces el aumento acumulativo del Inmobiliario Rural será superior a 400% en apenas tres ejercicios.


En muchas naciones se considera que el impuesto sobre la propiedad es regresivo y contrario al desarrollo económico. En cambio, en la Argentina vamos en la dirección opuesta con la aplicación progresiva de impuestos que gravan la propiedad y no la renta como medidas de la capacidad contributiva.


Manuel Zubía, Lucía Zubillaga y Carlos Barrero
Estudio Barrero & Larroudé