Noviembre de 2012 - Nº13  
 
 
 
 
 
 
 
     
 

Muchos empresarios de la zona oeste bonaerense que producen en campos de terceros realizaron este año contratos de arrendamientos con pago sobre hectárea sembrada efectiva.

“Esa fue una lección aprendida en la campaña pasada, en la cual, si bien durante la mayor parte del ciclo estuvo muy seco, en la época de cosecha llovieron unos 500 milímetros, generado pérdida de cultivos”, comenta Agustín Barattini, asesor del CREA Casares-9 de Julio.

En tal escenario, se acordó con los propietarios de campos realizar acuerdos que contemplen el pago de alquiler solamente de la superficie que pueda sembrarse. 

Tal cláusula, si bien implica transferir todo o parte del riesgo climático al propietario del campo –dependiendo o no del pago de adelantos o cuotas tempranas–, constituye un aspecto que no puede dejar de considerarse en aquellas zonas con riesgo o historial de anegamientos o inundación.

En el área de influencia del CREA Casares-9 de Julio se perdió alrededor de la mitad del área agrícola de las empresas del CREA (algunas empresas tienen el 80% del campo inundado).